Osteointegración de los implantes dentales

Aspectos a tener en cuenta para una correcta osteointegración.

Cuando se decide en la colocación de implantes dentales se han de tener algunos aspectos en cuenta para evitar que se produzca una incorrecta osteointegración:

  1. Se deberá comprobar que no existe una disminución de la cantidad de hueso debido a estar demasiado tiempo sin dientes o implantes.
  2. Verificar el espacio disponible donde se colocará el implante dental para que cuando se introduzca el implante se produzca una correcta osteointegración.
  3. Cuando se extrae una pieza debido a una infección, habrá que limpiar toda la zona infectada con el fin de evitar que se produzcan problemas durante la osteointegración.
  4. El medico deberá realizar una tomografía que le ofrezca información certera y útil para la cirugía. Cuando se van a colocar más de dos implantes, se recomienda la intervención por cirugía guiada, de esta manera se planificará la operación mediante un ordenador combinando la información de la tomografía.

Teniendo en cuenta estos aspectos, se procede a colocar el implante dental garantizando que la osteointegración será exitosa.

¿Cuánto tarda el proceso de osteointegración?

Toma alrededor de tres meses que un implante dental se osteointegre satisfactoriamente. Transcurridos dos meses desde la colocación, se puede apreciar contacto entre el hueso y el implante dental, dando como resultado una mayor resistencia y fuerza de unión.
Y será a los tres meses cuando el hueso del paciente y el implante se integren entre sí para formar una unidad sólida y eficaz como sustituto de un diente natural.
Desde este momento se podrá colocar la corona, finalizando el tratamiento y devolviendo, así, funcionalidad a la pieza dental.
La osteointegración tiene un índice de éxito del 97,5%, no obstante se debe mencionar la existencia de algunos factores que pueden provocar que el proceso fracase.

Factores que influyen negativamente en la osteointegración

Es poco probable que los implantes dentales lleguen a fracasar, sin embargo existen algunos factores que pueden influir negativamente en el proceso:

  1. El hábito de fumar: se recomienda suspender el hábito dos semanas antes de la cirugía y hasta 8 semanas después de la colocación.
  2. La diabetes: pueden producirse infecciones en pacientes que no tengan controlada esta enfermedad, dificultando el proceso de osteointegración.
  3. La higiene bucal: una mala higiene dental puede poner en riesgo a los implantes, ocasionando enfermedades como la mucositis perimplantaria. Esto puede poner en riesgo la osteointegración del implante dental.

Para corroborar que el proceso de osteointegración esté marchando adecuadamente, se deberá acudir a las revisiones que paute el médico. Previniendo, de esta manera, posibles complicaciones durante el tratamiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *